Ver más productos Cerrar
No se encontraron productos
Ver más productos Cerrar
No se encontraron productos

OJO SECO

Publicado en07/08/2022 Por 70
El Síndrome de ojo seco: Una patologia cotidiana crónica que afecta al 30% de la población.
¿CUÁNDO SE HABLA DE OJO SECO?

Es una enfermedad crónica, asociada a inflamación y que depende de diversos factores. Sólo por el propio envejecimiento del ser humano la producción de lágrimas se ve reducida. Esta producción de lágrimas puede disminuir hasta un 50% a partir de los 50 años.
Diversos factores externos o ambientales como: aire acondicionado, exposición a pantallas, exposición al humo, sol, viento, cloro, lentes de contacto…, contribuyen a su aparición. Constituye una consulta frecuentemente a los profesionales de la salud.

DEFINICIÓN DE OJO SECO

Enfermedad multifactorial de la superficie ocular caracterizada por la pérdida de la homeostasis (estabilidad normal) de la película lagrimal. Está acompañada de síntomas oculares como: inestabilidad e hiperosmolaridad de la superficie ocular, inflamación y daño de la superficie ocular y anomalías neurosensoriales.

SÍNTOMAS ASOCIADOS

Suele manifestarse con fatiga y sequedad ocular, enrojecimiento, escozor y picor, visión borrosa, incluso sensación de un cuerpo extraño dentro del ojo, molestias al parpadear y sensibilidad a la luz, necesidad de frotarse los ojos, sensación de arenilla, lagrimeo, fotofobia…Toda esta sintomatología perjudica el desarrollo de la vida diaria del paciente, por lo que es esencial un rápido diagnóstico.

CAUSAS Y FACTORES DE RIESGO
  • Su incidencia aumenta con la edad.
  • Suele ser bilateral.
  • Afecta más a mujeres que a hombres.
  • Factores hormonales (adolescencia, embarazo, menopausia, uso de anticonceptivos hormonales).
  • Actividades laborales o domésticas que exigen un mayor esfuerzo visual (lectura, conducción, pantallas…).
  • Uso de lentes de contacto.
  • Uso de cosméticos o limpiadores que provocan irritación ocular.
  • Uso de gotas oculares con conservantes.
  • Blefaritis (párpados enrojecidos o inflamados).
  • Déficit de Vitamina A.
  • Administración de antihistamínicos (medicamentos para alergia o resfriado).
  • Tratamiento con quimioterapia o radioterapia.
  • Cirugía refractiva corneal.
  • Terapia estrogénica postmenopausia.
  • Insuficiencia androgénica.
  • Disfunción de las glándulas de Meibomio (falta o alteración de los lípidos lagrimales).
  • Enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, síndrome de Sjögren, fibromialgia…).
  • Trasplante de células hematopoyéticas.
FUNCIONES DE LA LÁGRIMA
  • Óptica.
  • Limpieza.
  • Lubricante.
  • Defensiva y/o protectora.
  • Humectante.
  • Metabólica.
Cada vez que se produce un parpadeo se extiende una capa de lágrima sobre la superficie ocular. Esta superficie permanece húmeda y en perfecto estado para asegurar una perfecta visión.
La lágrima está compuesta por tres capas:
  • Capa lipídica: constituye la parte exterior de la película lagrimal. Gracias a esta capa el ojo está bien lubricado y se evita una excesiva evaporación lagrimal. Esta capa se secreta en las glándulas de Meibomio.
  • Capa acuosa: representa la mayor parte de la lágrima y se sitúa por debajo de la capa lipídica en la lámina lagrimal. Su función es el lavado de la superficie eliminando todas aquellas partículas extrañas que hayan podido entrar en el ojo. Se produce en la glándula lagrimal situada en el párpado.
  • Capa mucosa: es la capa más interior de la película lagrimal. Favorece la adherencia de la lágrima a la superficie del ojo, lo que contribuye a mantenerlo húmedo. Se produce en la conjuntiva.
El ojo, continuamente está produciendo lágrimas, pero si esta producción es insuficiente o la calidad de su composición es deficiente, por defecto en alguna de las tres capas, se produce el Síndrome de ojo seco.

TIPOS DE OJO SECO
  • Acuodeficiente: la capa acuosa está disminuida (falta cantidad necesaria de lágrima).
  • Evaporativo: la cantidad de lagrima es adecuada, pero se evapora con rapidez. Suele estar ligado a déficit de la capa lipídica. Esta capa lipídica es la que actúa evitando una excesiva evaporación de la película lagrimal.
  • Patología mixta: reúne a la vez déficit acuoso y evaporación excesiva. Es el tipo más común.
En la mayoría de los pacientes que manifiestan ojo seco, este está asociado un proceso inflamatorio.
Existen otros tipos de ojo seco como el neurotrófico, por falta de inervación de la córnea, y el neuropático, por alteración de la inervación corneal cuyo mecanismo, en este último caso, hoy en día se desconoce.

CONSEJOS PARA EVITAR EL OJO SECO
  • Aumentar la humedad ambiental en recintos cerrados (mediante el uso de humidificadores).
  • Cuando sea posible evitar calefacción o aire acondicionado.
  • En zonas de altura elevada, desérticas o en el interior de aviones, la humedad puede ser muy baja: se recomienda cerrar los ojos con frecuencia durante unos minutos o parpadear varis veces seguidas.
  • Evitar ambientes polvorientos, con mucho viento, contaminados o con humo de tabaco.
  • Uso de lágrimas artificiales para hidratar los ojos, preferiblemente sin conservantes.
  • Tener una buena higiene de ojos.
  • Parpadear frecuentemente.
  • Limitar el uso de pantallas electrónicas o actividades que requieran la visión de cerca. Realizar pausas visuales cada 20 minutos (en estas pausas se pueden cerrar los ojos unos minutos o pestañear repetidamente para conseguir una correcta distribución de las lagrimas sobre la superficie ocular).
  • Tomar alimentos o suplementos ricos en Omega 3.
  • Descanso nocturno adecuado.
  • Tener buenos hábitos de hidratación: tomar una cantidad de agua adecuada a la estación del año.
  • Ciertos medicamentos de uso habitual: antidepresivos, antihistamínicos, betabloqueantes o diuréticos, pueden estar detrás del ojo seco. Si los está usando, consulte a su médico y/o farmacéutico.
  • Controles rutinarios con el oftalmólogo.
COMPLICACIONES DEL OJO SECO
  • Daño en la superficie ocular: casos graves de ojos secos no tratados pueden acarrear inflamación, abrasión corneal, úlcera corneal y pérdida de visión.
  • Infecciones oculares: ante la falta de cantidad y calidad lagrimal, el ojo tiene más posibilidades de sufrir una infección ocular.
  • Disminución de la calidad de vida: el escozor, picor, molestias varias, crean incomodidad y dificultades en los quehaceres cotidianos de la vida.
TRATAMIENTO DEL OJO SECO
  • En casos moderados y leves bastará con la recuperación de la estabilidad lagrimal, mediante la sustitución de la lágrima natural por lágrimas artificiales. Hay una amplia gama de lágrimas artificiales en colirio, gel o pomada. La selección de estas será individualizada para cada paciente en base a su viscosidad, mucoadherencia y osmolaridad.
Siempre que se pueda, y al ser una afección crónica, debe optarse por lágrimas sin conservantes. Este requisito lo cumplen los envases monodosis o algunos nuevos dispositivos multidosis que permiten su uso bajo condiciones de esterilidad.
  • En casos más severos o en entornos ventosos, con humo o polvo se puede optar por evitar la evaporación de la lágrima existente sobre la superficie ocular mediante el uso de EPI como gafas que cubran los ojos en su totalidad, incluso en los laterales.
  • Estimular la función de las glándulas lagrimales para aumentar así la capa lipídica que a su vez va a disminuir la evaporación de la película lagrimal. Para conseguirlo se puede realizar una cura de calor local sobre los párpados (compresas tibias), masaje sobre ellos y limpieza de sus bordes. También un aumento de la ingesta de Omega 3 mejora la composición de la lágrima (proporción lipídica).
  • Tener conciencia de la utilidad del parpadeo, pues es el mecanismo natural de lubricación de la superficie ocular (idealmente 12-15 veces por minuto).
  • Higiene de los párpados para eliminar acúmulos de grasa y exceso de bacterias. Los párpados pueden masajearse y posteriormente limpiarse con soluciones jabonosas específicas o toallitas de limpieza palpebral.
  • Si se levanta con el ojo seco, puede usar una pomada lubricante o unas gotas más viscosas antes de acostarse.
Al ser el ojo seco una enfermedad crónica, no tiene una cura definitiva. Deberán evitarse los factores que agravan este síndrome y administrar la cantidad necesaria de lágrimas artificiales para conseguir un confort visual óptimo.
A veces, cuando la calidad o cantidad de lágrima no es la adecuada, puede darse, paradójicamente, un ojo lloroso, debido a que el organismo reacciona produciendo un exceso de lagrima. En estos casos la aplicación de lágrima artificial, que, si tiene la calidad lagrimal que no tiene la del paciente, resuelve en la mayor parte de los casos el problema.
En aquellos casos en los que no mejore la sintomatología con el uso de lágrimas artificiales, deberá acudir al oftalmólogo.

¿CÓMO SE APLICA CORRECTAMENTE LA LAGRIMA ARTIFICIAL?
  • Lo primero, lavarse bien las manos
  • Mediante un dedo bajar el párpado inferior. De esta manera se forma un pequeño saco donde se administrará el colirio.
  • Inclinaremos la cabeza hacia atrás y aplicaremos el colirio, evitando que la punta del gotero toque el ojo.
  • Cerrar unos minutos el ojo y al mismo tiempo presionar ligeramente sobre el conducto nasolagrimal (conducto que va del saco lagrimal a la nariz). De esta forma conseguimos que la gota permanezca mayor tiempo sobre la superficie ocular.
Los consejos de aplicación de las lágrimas artificiales son extensibles a cualquier otro tipo de gotas oculares.

BIBLIOGRAFIA
  1. Belmonte C, Nichols JJ, Cox SM, Brock JA, Begley CG, Bereiter DA, et al. TFOS DEWS II pain and sensation report. Ocul Surf. 2017;15(3):404-37. Disponible en tfosdewsreport.org
  2. Messmer EM. The Pathophysiology, Diagnosis, and treatment of Dry Eye Disease. Dtsch Arztebl Int. 2015; 112(5): 71-81; quiz 82.2
  3. SEFAC. Enfermedad del ojo seco. Guía de Actuación Farmacéutica a pie de mostrador. 2022.
Productos relacionados
17,17 €
Puralid Lipogel es un producto sanitario oftálmico que se usa para suavizar y eliminar resíduos escamosos en el párpado durante procesos inflamatorios como blefaritis o blefaroconjuntivitis.
14,69 €
Mayor hidratación y permanencia para el ojo seco grave o crónico, y en tratamientos post-operatorios.
14,00 €
Optava FUSION UD Monodosis esta formulado para ofrecer alivio instantáneo, aportando comodidad y protección. Consigue el  alivio de la sequedad ocular. Sin conservantes. Apto para todo tipo de lentes de contacto.

Menú

Ajustes

Ver más productos Cerrar
No se encontraron productos